Coincidiendo con el inicio, este fin de semana, de una nueva edición de la America´s Cup, el trofeo deportivo más antiguo del mundo con más de 160 años de historia, y que este año celebra su 35ª edición en aguas de las Islas Bermudas, en el Atlántico Norte, aprovechamos para adentrarnos en el mundo de la náutica de competición de la mano de Ulysse Nardin, la firma suiza de relojería que patrocina al equipo sueco Artemis Racing, patroneado por el australiano Nathan Outteridge y uno de los principales candidatos a alzarse con la Jarra de las Cien Guineas.

 

Para ello, el barco sueco tendrá que derrotar a los cinco “retadores” que desafían al Oracle Team EE.UU., ganador de la pasada edición en una trepidante final con una de las mayores remontadas de la historia del deporte frente al Emirates Team New Zealand, que este año también presenta candidatura en la final tras unas estupendas actuaciones en la Louis Vuitton Cup, la fase previa a esta gran final. Los otros equipos participantes son el conjunto británico Land Rover Bar, el Groupama francés y el Softbank japonés.

Todo ello si las condiciones climatológicas lo permiten, puesto que hoy se ha pospuesto hasta mañana el inicio de la regata debido a los fuertes vientos, con ráfagas de más de 30 nudos, el equivalente a unos 60 kilómetros por hora (un barco a vela de recreo navega a una velocidad de unos 10 nudos, lo que serían 19 kilómetros hora). Siguiendo con las cifras, y para los no avezados en este deporte, la competición se disputa, desde 2010, con embarcaciones de la clase Copa América, catamaranes multicasco con 15 metros de eslora, 23 metros de mástil, y una vela (ala rígida) de 103 metros cuadrados, en el que navegan seis tripulantes. Además, las embarcaciones incorporan un sistema de foils (aerodeslizadores) que permite que los cascos se levanten por encima del agua ofreciendo así una menor resistencia al agua y alcanzando velocidades que superan los 50 nudos (90 km/h.).

 

 

En este contexto náutico, la relación entre el barco sueco y la firma relojera Ulysse Nardin, fundada en 1846 en Le Locle, no puede ser más acertada, con un gran historial compartido de historia tanto en todo lo que tiene que ver con su vertiente marítima como en el uso de las nuevas tecnologías y los materiales más avanzados con el objetivo de innovar cada uno en su campo. En este sentido, para premiar y rendir homenaje a esta práctica deportiva y honrar al equipo sueco, la firma suiza presentó durante la pasada edición del SIHH17 el reloj Diver Black Sea Chronograph Artemis Racing, una cronógrafo de pulsera con caja de 45.8mm, cristal de zafiro, correa de caucho, corona de seguridad y un medallón de acero inoxidable en la parte posterior con un grabado de la embarcación.

 

 

El color azul ultramar, similar al del casco del catamarán del equipo sueco revela ese carácter náutico de la firma relojera, siempre ligada al desarrollo de cronómetros marinos de alta precisión, y se enfatiza con un bisel también azul con olas en relieve que dan sensación de movimiento y flexibilidad. Limitada a 250 unidades, esta pieza comparte ADN con otros míticos modelos de la firma disponibles en nuestro establecimiento, como el Ulysse Naridn Marine Chronometer, tanto en su versión azul como blanca y que son sendos iconos de estilo atemporal y elegancia imperecedera.