Reivindicamos lo clásico, pero transgredimos el status quo. Conservamos lo mejor del pasado, los mejores métodos de relojería, el mejor diseño; pero desafiamos los límites de la innovación. Hemos nacido con un propósito, hemos superado las pruebas más extremas. Para los que están dispuestos a todo. Para los que afrontan sus miedos. Para los que se reinventan cada día. Un Tudor es… para los que arriesgan”. Bajo este manifiesto, Tudor presentaba durante la pasada edición de Baselworld su campaña internacional #BorntoDare, un claim que reivindica la visión empresarial de Hans Wilsdorf, fundador de la marca, y que pone de manifiesto una auténtica filosofía de vida que subraya los valores de marca.

Dos meses más tarde, la firma suiza, acaba de presentar al ex futbolista David Beckham como nuevo embajador de la marca y de la campaña #BorntoDare, subrayando su carácter competitivo, deportivo, filántropo e icono de estilo. Brillante, tenaz, elegante, preciso y sobre todo, extraordinario, Beckham fue un futbolista legendario y que, años después de su retirada deportiva, ha sabido reinventarse gracias a su ambición y profesionalidad en aras de proteger y mejorar el bienestar infantil en el mundo como Embajador de Buena Voluntad de UNICEF, convirtiéndose en todo un referente global y transgeneracional.

 

 

Además de a David Beckham, la firma relojera también ha presentado a la selección de rugby de Nueva Zelanda, los míticos All Blacks, y a su “apertura” Bauden Barret como embajadores de la marca dentro de la campaña #BorntoDare, así como ha presentado el patrocinio del DHL Lions Series 2017 una serie de partidos de rugby que se celebra cada cuatro años y en el que los mejores jugadores de las selecciones de Inglaterra, Irlanda, Escocia y Gales se unen para enfrentarse en diez encuentros a varios equipos del hemisferio sur, incluidos los propios All Blacks.

Los All Blacks, probablemente el mejor equipo de la historia del rugby y uno de los conjuntos más exitosos y legendarios del deporte mundial (acaban de ser nombrados Premio Príncesa de Asturias de los Deportes 2017), son además un grupo compacto que destaca por encima de las estrellas individuales e impulsa con cada actuación los valores de la humildad y el espíritu de equipo, además de estar considerados como todo un ejemplo de integración racial y cultural, algo que simbolizan antes de cada partido a través de la “Haka”, la danza de guerra maorí que les ha hecho mundialmente famosos, amén de por sus resultados deportivos.

 

 

Hablando de relojes y englobado en esta campaña global, David Beckham pondrá cara, y muñeca, a los modelos Black Bay S&G y Black Bay Chrono, ambos de acero de 41 mm. y al Glamour Double Date, en caja de acero de 42 mm. mientras que la selección neozelandesa defiende los modelos Black Bay Dark, dos iconos de estilo, herederos naturales de los primeros relojes de submarinismo de la firma suiza.

Si quieres conocer más detalles de esta campaña así como visualizar los videos de presentación de cada uno de los embajadores clicka aquí.