Tudor

Tudor Heritage. Black Bay Bronze

tudor-collection-black-bay-002

La familia Heritage Black Bay crece con la llegada del nuevo modelo Heritage Black Bay Bronze, un reloj de submarinismo de 43 mm inspirado en la historia de la marca y equipado con un movimiento mecánico diseñado, fabricado y montado directamente por TUDOR.

Los elementos que otorgan personalidad al nuevo Heritage Black Bay Bronze están inspirados en la historia de TUDOR. Las líneas generales, la esfera y el cristal abombado son herencia de los primeros relojes de submarinismo TUDOR. La corona, denominada Big Crown, es idéntica a la de la famosa referencia 7924 de 1958. Las agujas, con una forma angulosa muy característica, conocidas con el nombre de snowflakes, provienen de los relojes entregados a gran escala a la Marina francesa en la década de 1970. La imponente lista de elementos de diseño históricos reunidos en este modelo concluye con los orificios laterales de las asas y un bisel claramente pronunciado.

Tudor Heritage. Black Bay Dark

El modelo Heritage Black Bay Dark, un reloj de submarinismo fabricado completamente en acero negro y equipado con un movimiento mecánico diseñado, fabricado y montado directamente por TUDOR, es el nuevo miembro de la familia Heritage Black Bay.

Los elementos que otorgan personalidad al nuevo Heritage Black Bay Dark están inspirados en la historia de TUDOR. Las líneas generales y el cristal y la esfera abombados son herencia de los primeros relojes de submarinismo TUDOR. La corona, denominada Big Crown, es idéntica a la de la famosa referencia 7924 de 1958. Las agujas, con una forma angulosa muy característica, conocidas con el nombre de snowflakes, provienen de los relojes entregados a gran escala a la Marina francesa en la década de 1970. La imponente lista de elementos de diseño históricos reunidos en este modelo concluye con la indicación de profundidad garantizada grabada en rojo en la esfera y con el triángulo rojo en el bisel giratorio.


tudor-collection-black-bay-003

Tudor Heritage. Black Bay

tudor-collection-black-bay-004

El Heritage Black Bay, presentado por primera vez en 2012 y reconocido por el jurado del Grand Prix d’Horlogerie de Genève al año siguiente, se ha actualizado en 2016 con un movimiento mecánico diseñado, fabricado y montado directamente por TUDOR. Este emblemático modelo de la marca rinde homenaje a seis décadas de relojes de submarinismo con una herencia extraordinaria.

Los elementos que otorgan personalidad al Heritage Black Bay están inspirados en la historia de TUDOR. Las líneas generales, el cristal y la esfera abombados son herencia de los primeros relojes de submarinismo TUDOR. La corona, denominada Big Crown, es idéntica a la de la famosa referencia 7924 de 1958. Las agujas, con una forma angulosa muy característica, conocidas con el nombre de snowflakes, provienen de los relojes entregados a gran escala a la Marina francesa en la década de 1970.

LA LÍNEA HERITAGE

Una característica básica de la línea Heritage de TUDOR es su excepcional proceso creativo, que empezó en 2010 con la presentación del modelo TUDOR Heritage Chrono, una interpretación libre del primer cronógrafo de la marca, que databa de 1970. Desde entonces, en la línea Heritage se han reinterpretado algunas de las referencias más importantes de la historia de TUDOR. Lejos de ser meros relanzamientos de los clásicos, los modelos de la línea aúnan presente, pasado y futuro, y preservan los códigos estéticos que han contribuido a la notoriedad de los modelos históricos y han inspirado relojes contemporáneos. El nuevo Heritage Black Bay Bronze adopta esta filosofía y ofrece una nueva lectura de la historia del reloj de submarinismo de TUDOR.

EL RELOJ DE SUBMARINISMO DE TUDOR

La historia del reloj de submarinismo de TUDOR se remonta a 1954, año del lanzamiento de la referencia 7922. Este modelo, el primero de una larga línea de relojes de submarinismo ergonómicos, legibles, precisos y resistentes, representa a la perfección la máxima del arquitecto norteamericano Louis Sullivan, según la cual, la forma de un objeto debe obedecer a su función. Además, dictó las bases estéticas y técnicas de un reloj de submarinismo ideal, que deben ser las de una herramienta discreta, funcional y fiable. Durante los sesenta años que siguieron al lanzamiento de la referencia 7922 original, el reloj de submarinismo de TUDOR ha ido mejorando de manera continua y cada modelo se ha ido ganando el reconocimiento unánime de los profesionales del sector, incluidas algunas de las mejores fuerzas navales del mundo.