¿Cuál es la nación que mejor juega al golf? Esa sencilla pregunta, formulada hace ya más de 90 años, dio origen en 1927 a la Ryder Cup, probablemente el más prestigioso trofeo de golf del mundo y que el pasado fin de semana celebró su 42ª edición en el campo Albatros del Le Golf National, a las afueras de París con victoria del combinado formado por jugadores del circuito europeo.

Considerado como uno de los mayores espectáculos deportivos del mundo por la categoría de los jugadores, el nivel competitivo y el impacto mediático, la Ryder Cup es una competición bianual por equipos que enfrenta a golfistas de Estados Unidos y Europa durante tres días en formato matchplay y en los que la excelencia, la deportividad y la emoción se dan cita para coronar al equipo ganador. Estos valores de excelencia y deportividad, unidos a los de la destreza e ingenio son justamente los que la firma Rolex siempre ha buscado en el deporte, siendo este año Patrocinador Oficial del torneo y con el que refrenda su inmensa implicación y arraigo y que se extiende a más de 50 años.

En todos estos años, la firma suiza se ha colocado en el epicentro de este deporte, apoyando a los jugadores de mayor nivel, a los principales circuitos profesionales, a los órganos directivos así como está presente en los mayores eventos y campeonatos más importantes. El U.S. Open, el Masters de Augusta, The Open, The Presidents Cup, la Solheim Cup y ahora la Ryder Cup son algunos de los torneos en los que Rolex está presente, además de dar nombre a las Rolex Series, un campeonato que engloba los ocho torneos más prestigiosos del calendario internacional del European Tour y que el pasado año celebró más de 20 años de relación.

Esta relación se extiende también a los testimonials de Rolex, los jugadores que con su dedicación, pasión y profesionalidad impulsan la práctica de este deporte y elevan a la categoría de arte un deporte de máxima emoción y competitividad. Leyendas de este deporte como Arnold Palmer, Jack Nicklaus y Gary Player, considerados como “Los Tres Grandes” o jugadores de la talla de Tiger Woods o Phil Mickelson siempre han estado apoyados por la firma relojera, al igual que los “Rolex New Guards”, los jugadores nacidos en las décadas de los 80 y los 90 y que suponen una nueva generación de golfistas, encabezada por el español Jon Rahm y que también incluye a jugadores como Jordan Spieth, Jason Day, Justin Thomas, Rickie Fowler, Hideki Matsuyama, Thomas Pieters y Brooks Koepka.

Créditos Fotos: Rolex©