Tag Heuer

En 1846 Ulysse Nardin funda en Le Locle su propia empresa tras realizar un intenso aprendizaje junto al maestro relojero William Dubois, de quien conoció los mayores secretos de este oficio; tenía entonces 23 años y su capacidad para manejar los conocimientos adquiridos pronto se haría notable debido a su habilidad en la creación de cronómetros, relojes de bolsillo con sonería y “grande complication”, como demuestran los éxitos obtenidos en la Exposición Universal de Londres de 1862 y en el Concurso del Observatorio de Neuchátel en 1868.