Si bien el otro día realizábamos un repaso a las principales novedades que las firmas de relojería presentaron durante la pasada edición de la feria Baselworld, verdadero termómetro sectorial y cuna de las principales tendencias que se verán en la próxima campaña, hoy toca el turno de hacer un repaso por lo que nos deparó la muestra en su vertiente joyera.

Así, la firma Messika, sinónimo de modernidad y buen gusto, aprovechó la feria de Basilea para presentar su colección de Alta Joyería Paris est une fête, que rinde homenaje al apogeo cultural de la capital francesa durante la década de los años 20 y que está compuesta por una selección de piezas en las que sus abundantes diamantes flotan con total ligereza en conjuntos de bellísima factura a los que nos tiene acostumbrados la marca francesa. Además, coincidiendo con el décimo aniversario de la gama Move, la maison francesa aprovechó para ampliar esta familia best seller de la marca y que incluye nuevas variaciones de forma y material en esta línea que destaca por la articulación y ergonomía y en las que tres diamantes se deslizan con descaro por cada una de las piezas y creaciones en un juego que nos alude al amor pasado, presente y futuro. Para aquellas mujeres de estilo contemporáneo y que buscan la modernidad en todas sus formas, este es tu must de estilo que no deberías perderte.

 

 

Otra de las marcas de nuestro portfolio joyero, Dihn Van, presentó algunas novedades dentro de sus colecciones Menottes, la línea icónica de la firma parisina fundada ahora hace más de 40 años, así como en su familia Le Cube Diamant, otra de las gamas distintivas de la enseña. En este sentido, la marca ha incluido nuevos y sorprendentes diseños en cada una de sus gamas, siempre con los diamantes, el oro rosa, el amarillo y el blanco como común denominador a sus exclusivas y cosmopolitas creaciones que ya son todo un reclamo de estilo en el mercado español gracias a su estilo y lenguaje propios.

Por su parte, la mítica casa Chopard aprovechó esta edición centenaria de la muestra suiza para presentar, entre otras muchas novedades, sobre todo de relojería, una variante en su línea Happy Hearts, nacida a raíz de la colección Happy Diamonds, y que combina dos de los principales elementos de la firma: los diamantes en movimiento y los corazones. El resultado, piezas de diseño contemporáneo con colores llamativos y grandes corazones que emanan una energía juvenil e incluyen una completa gama de collares, colgantes, anillos, pulseras y brazaletes, pensados para combinarlos en toda una declaración de estilo personal y que ahora, en la presente edición de Baselworld ha incluido dos nuevas versiones sofisticadas y preciosas: una con malaquita, la piedra de la energía positiva, y otra con ojo de tigre, dando como resultado una perfecta y atractiva combinación de piezas dirigida a mujeres alegres y vitales.

 

 

Además, la casa suiza presentó en sociedad la colección Rihanna Loves Chopard, desarrollada de forma conjunta entre la directora creativa de la firma, Caroline Scheufele y la afamada cantante internacional, en una moderna línea que mezcla elegancia urbana y glamour clásico. Entre las piezas, unos pendientes de piedras de colores de inspiración floral, un solitario con un diamante de talla marquesa o unos pendientes de diamantes transformables en su gama de Alta Joyería y nueve piezas de oro rosa y geometría minimalista con unas líneas afiladas y muy limpias que forman parte de la colección cápsula dentro de la línea core de Chopard.

 

 

Finalmente, en relación al segmento joyería, la enseña italiana Bulgari aprovechó su presencia en la feria para presentar una edición especial de su mítico anillo B.zero1 diseñado por la prestigiosa arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid, única mujer poseedora del premio Pritzker (el Nobel de la arquitectura), y que reinterpretó este icono orfebre que combina el diseño audaz y geométrico de la marca y el distintivo estilo fluido y sinuoso de la prestigiosa arquitecta, fallecida el pasado año.