Pomellato

Sinónimo de creatividad y carácter en el ámbito internacional de la joyería, Pomellato nació en 1967, fruto de la intuición de su fundador, Pino Rabolini. Descendiente de una larga línea de orfebres, Rabolini introdujo el concepto de prêt-à-porter en el mundo de la joyería, dando a la marca una identidad única y fuerte, gracias a la cual Pomellato ganó terreno rápidamente en el mercado italiano y en el resto de la mundo, convirtiéndose en la cuarta marca de joyería en Europa y uno de los actores principales en el escenario internacional de la joyería. La joyas de Pomellato se confeccionan a mano en Italia con todo el cuidado de sus artesanos, usando materias primas de la más alta calidad.