Chopard

Louis-Ulysse Chopard fundó su propio taller de relojería en 1860 en Sonvillier, en el valle suizo del Jura. En 1963 fue adquirido por la familia Scheufele estableciendo su sede en Ginebra. Reconocido internacionalmente por sus relojes y joyas, el Grupo cuenta con 1950 empleados en todo el mundo.
Es independiente y con una producción vertical integrada que controla todo el proceso, desde el diseño a la distribución a través de 1500 puntos de venta y 130 boutiques propias. Se realizan más de 30 oficios diferentes en las 4 manufacturas, haciendo hincapié en la formación dentro de los talleres.