Símbolo de su afecto por la elegancia y su respeto por la tradición de la Alta Relojería suiza, Tudor acaba de presentar una nueva edición de su línea Glamour Double Date, un reloj versátil de líneas sutiles y extremado buen gusto que sorprende por su funcionalidad. Presentado en un evento celebrado la pasada semana en el hotel The Murray de Hong Kong (China) y que contó con la presencia del embajador global de la firma, el ex futbolista David Beckham, esta nueva versión del Glamour Double Date incluye un nuevo calibre MT5641 y que, además de caracterizarse por su doble ventana de fecha debajo del marcador 12 horas, monta por primera vez un calibre de manufactura de alto rendimiento Tudor visible a través de un fondo abierto.

Fabricado en acero pulido y una caja de 42mm., esta nueva evolución relojera de Tudor está disponible en multitud de acabados y brazaletes, y marca un hito en la industria relojera, además de trazar una línea invisible entre la relojería más clásica y artesanal suiza y los últimos avances en tecnología relojera. Elegante, versátil, eficiente y capaz, este nuevo reloj Glamour Double Date representa los valores que la marca transmite con su claim #BornToDare, todo un manifiesto corporativo que reivindica lo clásico pero transgrede lo preestablecido.

Como David Beckham, el ex futbolista británico, reconvertido ahora en Sir, emprendedor, filántropo y considerado todo un referente de estilo de vida quien, desde hace años representa a la firma como embajador de marca, y quien, como el espíritu #BornToDare clama, se ha reinventado a si mismo para dar lo mejor de si, siendo a día de hoy todo un ejemplo para las nuevas generaciones.

¿Quién dijo que Tudor y Glamour no riman?