Bvlgari aglutina en su historia algunas piezas que, por su creatividad, fuerza y belleza, se han convertido en hitos del diseño que ahora revisamos en una serie de posts y que comienza con la colección Bvlgari Bvlgari, que da nombre a uno de los relojes más icónicos de la historia.

Corría el año 1975 cuando Bvlgari obsequió a 100 de sus clientes más importantes, con una edición limitada de un reloj digital con la inscripción “Bvlgari Roma” en el bisel. Con él se sentó las bases, dos años más tarde, de uno de sus relojes más famosos de la firma.

Aunque no hizo ninguna publicidad sobre este nuevo modelo, el logotipo grabado favoreció su notoriedad hasta tal punto, que generó una gran expectación, convirtiéndose de forma rápida en todo un bestseller para la firma con sede en la romana Via dei Condotti.

En el bisel se expone el profundo grabado del logotipo, emulando las monedas de la Antigua Roma, en las que la efigie del emperador estaba rodeada de inscripciones que elogiaban su poder y prestigio. Este reloj destaca por su caja cilíndrica, inspirada en las imponentes columnas de los templos romanos, una característica aparentemente sencilla resultado de un meticuloso estudio arquitectónico y que marcó una nueva era en el diseño y la experimentación.

Esta colección de relojes ha definido la esencia del estilo de la casa italiana durante más de 40 años, y su logotipo circular grabado, supuso un hito en el diseño al ser la primera vez que un emblema se convertía en un elemento importante del diseño de un reloj. Así, este logotipo rememora la Roma Imperial, con una rica fusión entre modernidad y tradición que aún perdura en nuestros días y que puedes apreciar en nuestro establecimiento junto a otros iconos de la marca.